Skip to content
febrero 11, 2011 / Ocularis

Preguntas MIR y especialidades médicas

Recientemente hemos podido asistir a un movimiento en la blogosfera sanitaria con respecto al reciente examen MIR, fruto de la iniciativa de Emilienko, que ha reunido una serie de blogs para comentar las preguntas del examen, dividiéndolas para que las contestaran diferentes autores.

Al hilo del tema, algunos médicos de familia han comentado que su especialidad no se ve representada en el examen MIR, y que realmente una buena parte de los casos planteados en las preguntas caerían en la competencia del médico de familia.

Este punto de vista me recuerda a una charla que tuve hace años con un ingeniero. Reclamaba que la ingeniería era una ciencia, de la misma manera que lo podía ser la física o la biología. Evidentemente, su formación científica era sólida, y al margen de su ocupación laboral tras terminar la carrera, era científico de formación, tanto como lo puede ser un físico. Pero la ingeniería como tal no es una ciencia. Se nutre de la física, matemáticas, etc, y aplica esos conocimientos de forma más concreta que los que se dedican a las disciplinas básicas.

Cuando en el examen MIR dividen las preguntas, no lo hacen por especialidades sino por materias. El saber médico está parcelado y eso es útil para la docencia, el aprendizaje y la investigación. Al margen de que dependiendo de cada especialidad, deberá aprender un poco de muchas parcelas o mucho de pocas parcelas. Al margen de que la separación por parcelas no deja de ser arbitraria y posteriormente el médico debe utilizar esas delimitaciones como ayuda y no como impedimento.

Por lo tanto, la división de las preguntas MIR no responde a qué especialista debería encargarse del tema, sino a qué parcela teórica pertenece. En consecuencia, las especialidades médicas “genéricas” (interna, geriatría, familia) no están representadas. Lo mismo que “oftalmología” como especialidad no está representada: está representada una parcela teórica del sistema visual, cuya separación con otras parcelas es bastante artificial, arbitraria y cambiante. Y no me tiene que molestar que el manejo de una diplopia caiga dentro del bloque de neurología, por mucho que piense que en la práctica la evaluación de ese paciente deba ser inicialmente del oftalmólogo.

Es un examen de conocimientos teóricos, con sus ventajas y sus carencias. No creo que tenga mucho sentido ofenderse por lo que creemos que representa. Si quisiera buscarle cinco pies al gato, me debería sentir ofendido porque la representatividad de la “oftalmología” en el examen, apenas 2 ó 3 preguntas, no responde a la realidad. Esto varía mucho de unos sitios a otros, pero entre un 8 y un 10% de las consultas en urgencias y en atención primaria son de oftalmología. En el hospital somos de los servicios que más consultas vemos y más cirugías hacemos, con diferencia. Por poner un ejemplo, en este examen hubo 11 preguntas de reumatología, cuando la reumatología como especialidad tiene mucho menos volumen de pacientes y de patología que la oftalmología (es un mero ejemplo, que no se me enfaden los reumatólogos  😀 ).

¿Me tengo que resentir?. Ni mucho menos. Tampoco me debo tomar como algo personal la escasa formación e importancia que tiene mi especialidad en la carrera, que está tan orientada hacia especialidades relacionadas con la interna (familia, la propia interna, cardio, neumo, digestivo, endocrino, etc). La carrera tiene como función principal realizar una buena formación teórica de médicos generales, sea lo que sea eso. Los que hemos elegido una especialidad más alejada de es tronco general sabemos que empezamos con cierta desventaja en conocimientos teóricos al empezar la residencia. Como ventaja, las patologías más “generales” nos siguen siendo familiares aunque no nos dediquemos a ella. Ya sabes cómo está organizada la carrera y las especialidades: unas más cercanas y otras más lejanas del tronco principal.

Anuncios

2 comentarios

Dejar un comentario
  1. drbonis / Feb 11 2011 10:04 pm

    Cierto, ocularis, pero si algunos generalistas no se hubiesen “quejado” el hecho habría pasado desapercibido y no hubieses comentado en tu blog sobre lo “artifioso” del parcelamiento de la medicina.

    ¿De quién son los párpados?… pues eso.

    • Ocularis / Feb 12 2011 10:56 am

      Creo que la parcelación artificial, con sus zonas de solapamiento y confusión, es diferente del tema especialidades/áreas del MIR. Ningún internista o geriatra ha protestado, y tienen el mismo motivo (posiblemente tenga que ver que apenas hay en la blogosfera).

      Y si el resultado de esto es que hablemos sobre esta separación arbitraria de materias, me parece bien. Los conflictos que aparecen en la delimitación no dependen tanto de lo ambiguo y variable de las delimitaciones (que supongo que siempre existirán), sino del interés individual que tenga cada médico en hacer las cosas bien, en escurrir el bulto (la legendaria figura del “noesmiólogo”) o en acaparar pacientes y patologías (estímulo económico directo en la privada o indirecto+prestigio en la pública).

      Si eres un poco honesto, lo importante es las cosas se hagan bien. Si en mi servicio de oftalmología no hay una sección de oculoplástica potente y el cirujano plástico deja muy bien los párpados, las cosas se están haciendo bien. Si soy honesto trabajaré mano a mano con el plástico explorando y manejando el postoperatorio, llegando donde él no llegue, ya que en el quirófano él llega donde yo no. La arbitrariedad en la delimitación se soluciona con buena fe y adaptándose a los recursos disponibles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: